Para mí ya es verano…

Un "pigazu" en las hamacas
Un "pigazu" en las hamacas

P5020259Por fin este pasado sábado, inauguramos la temporada de baños en la piscina.

Estuvimos un montón de amigos bañándonos y tomando unos rayitos de sol… y después, como no podía faltar, unos “culines de sidra” y a comer todos juntos.

Yo me permití un ratín de siesta (pigazu en asturiano), en las hamacas, acompañada de Gerardo (padre de Tere).

Luego gin tonic y una buena conversación con los amigos.

¡Un día muy completo! ¡Esto es felicidad!

Un rico postre de frambuesas

Esta mañana he recogido una buena cantidad de frambuesas y ahí va la receta del postre que he preparado.

Frambuesas para un rico postre
Frambuesas para un rico postre

Ingredientes:

400 gr. de frambuesas; 8 cucharadas de azucar; 8 cucharadas de nata líquida; helado de vainilla y/o limón; unas hojas de menta.

Preparación:

Se lavan, secan y trituran las franbuesas; se pasan por un colador para que no tengan pepitas. Se añade el azucar y la nata. Se pone en unas copas de servir y se mete unas horas en el frigorífico.

Para servir se añade en la copa una o dos bolas de helado, sobre ellas dos hojas de menta muy picada, y se adorna con unas frambuesas enteras y una hoja de menta.

¡Tá pimpanu y coyonudu! (está muy rico, sabroso y cojonudo)

Sol, “tapiz verde” y notas de color.

"Picnic en el prau"Eso es lo que ahora tenemos en el jardín. Por fin dejó de llover y de tener brumas y nubes sobre nuestras cabezas. Llevamos 2-3 días de sol radiante y caliente, y que llenan de espíritu de verano todas nuestras vivencias.

Con el cortacésped recién arreglado ayer transformé en un precioso “tapiz verde” todo lo ocupado por “prau”. Eso sí, con lo alta que estaba la hierba la tarea me llevó unas 8 horas (sin incluir la comida “campestre” que preparó Carmen). Hoy me siento un poco “mayau”… ¿Sabéis lo que son 8 horas encima de un tractor cortacésped, y no sobre un campo de fútbol?

¿Y las notas de color? Pues ¡las flores! Mayo es el mejor mes de flores, pero ahora empiezan las de las hortensias. Y las de las otras (no aburriré con nombres raros), que aún permanecen, ahí están, revalorizadas por la luminosidad del Astro-Rey…

El “orbayu” de San Juan

El “orbayu” de San Juan, habitual en estas fechas, nos está complicando el terminar de plantar los rosales, pues la hierba está empapada; la tierra, apelmazada; las rodilleras… y al final los pantalones enteros, calados…

Y la hierba sigue creciendo, y el cortacésped aún sin arreglar, y sigue “orbayando”…; y la hierba sigue creciendo… (¡¡¡ Grrr !!!)

Mi bautismo en el blog

Atardecer desde el estanque
Una puesta de sol desde la valla que rodea al estanque, con la vista al fondo de "Bäl" o fogata, donde las noches de verano solemos juntarnos para cocer masa de pan trenzada en varas de avellano, y que luego comemos untada con mantequilla, mientras contamos historias y anécdotas

¡Hola! A ver si lo consigo: entrar en el blog parece un esfuerzo mayor que plantar todas las maravillas que tenemos en el Jardín de El Pedrueco, que todas las paladas de tierra que moví para hacer el estanque, todas las vueltas y revueltas con el tractor para cortar la hierba… ¡Por cierto!, que ya le falta poco para recuperarse de sus achaques y poder trotar otra vez por el “prau”.  Si sale esta vez, en otro (otros) momento os contaremos cómo hemos llegado a tal grado de sofisticación jardineril… Un beso.

El jardín de frutos rojos

Grosella blanca
Grosella blanca

Este año pasado, a los esquejes de frambuesas regalo de nuestro gran amigo y recordado Tino, añadimos, a lo largo del muro, más cantidad de frambuesas y mayor variedad de frutos.

Esperamos que este año la cosecha empiece a merecer la pena y podamos hacer muchas tartas de queso, bizcochos rellenos y otras especialidades de El Pedrueco para amigos y clientes.

Las primeras frambuesas
Las primeras frambuesas del año...

Supongo que Gonzalo tampoco se llegue a quejar, ya que habiendo mucho por recoger, no me olvide de ir a por la cosecha

Nuestros frambuesos
Nuestros frambuesos

Hoy nos toca descanso

Esta semana pasada terminamos, por fin, de plantar los rosales, la primera fase del jardín de rosas. Nos queda la segunda que consistirá en algúna planta complementaria como lavanda y alguna tapizante.

Por eso hoy nos hemos dado un descanso y hemos ido a la playa. Hacia bastante viento pero no se estaba mal tumbados cuando salía el sol. Pareciamos autenticas lagartijas de nuestro jardín.

Después hemos picado algo de comer y cerca del “Faro de Lluces” (donde los paseos del Dr. Mateo), nos hemos hechado un “pigazu” en el coche, oyendo música clásica y mirando la mar.

Rosal de flor bicolor
Rosal de flor bicolor Princesse de Mónaco

Las rosas olorosas

El tiempo es esplendido, los clientes con los “peques”, estan en la piscina. Yo comienzo a plantar los rosales que traje del vivero en la pequeña rosaleda que quiero crear.

He empezado por el rosal trepador que se irá entremezclando, cuando crezca, con la Wisteria y alrededor del arco de madera que da entrada a la zonaRosal trepador