El jardín del Pedrueco


El tiempo vuela
septiembre 9, 2009, 6:31 pm
Filed under: Uncategorized

¡Ya han pasado dos meses!. Dos meses en los que hemos convivido con Ahmed, Ladi, clientes de la casa rural, familia y amigos.

Una vueltecita por la playa de Misiego observando las aves de la Ria de Villaviciosa

Una vueltecita por la playa de Misiego observando las aves de la Ria de Villaviciosa

Dos meses que se me han hecho muy cortos, y eso, es bueno. Hemos podido disfrutar mucho de la piscina, del jardín…Hemos tenido de todo: días tranquilos en casa comiendo con amigos y jugando con los niños, canoas en la ría de Villaviciosa, rutas de senderismo, avistamiento de estrellas, y muchas otras cosas que hemos compartido.

Currando de jardineros y albañiles en casa de Marga y Pedro

Currando de jardineros y albañiles en casa de Marga y Pedro

Piragüas en Villaviciosa, celebrando el cumple de Ahmed y Ladi

Piragüas en Villaviciosa, celebrando el cumple de Ahmed y Ladi

En busca del pez perdido

En busca del pez perdido

Las plantas y flores han ido dando lo mejor en estos meses anteriores y a partir de ahora todo se calmará, el jardín irá entrando poco a poco en el otoño, la luz, los colores y la caída de las hojas, algunas flores…todo será diferente, pero no por ello menos hermoso.

El otoño, quizá, para mí tiene más encanto que la primavera o el verano. La primavera está llena de colorido, se acaba el frío y se acerca el buen tiempo. El verano significa calor, picina, barbacoas, amigos, todo ello disfrutando del jardín.

Pero el otoño es el sosiego, el aprovechar los últimos días de calor para leer un rato en el estanque, el rato de charla tranquila, disfrutar de los bellos matices de colores que nos proporciona el campo y también volver a la vida cotidiana, que también es muy grata.

Algunos arbustos comienzan a dar sus frutos.

¡Por fin comemos nuestras moras!, se acerca la temporada de la avellana, la manzana.

Y en otros aparecen sus bayas de precioso colorido

También es época de nuevos proyectos.

Después de los meses de verano, comienzas de nuevo a pensar, en algo que quieres terminar (el estanque, su iluminación…); algo que deseas empezar (la decoración de la casa rural, la gimnasia, los cursos de cata de vinos); y algún nuevo proyecto que no se realizará, que solo está en la mente y que no es ni siquiera una posibilidad.

Recuerdas a los amigos, clientes que compartieron algún momento con mi familia y a los niños, Ahmed y Ladi, que marcharon de nuevo al Sahara y nos dejan un profundo hueco en nuestra vida aunque también disfrutemos de un tiempo de descanso y soledad.

Recuerdas, mirando de nuevo las fotos del verano, momentos alegres, dulces o divertidos que llenaron nuestro verano de 2009.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: